El Prana o Ki es la energía de vida que mantiene al cuerpo vivo y saludable. En Grecia es llamado pneuma, en polinesia mana, en hebreo ruah, que significa "aliento de vida". El Sanador proyecta prana o energía de vida o "el aliento de vida", por tanto, sanando al paciente. Es a través de este proceso que se ha ganado el nombre de "sanación milagrosa". Básicamente hay tres fuentes principales de prana: el pana solar, el prana del aire, y el prana de la tierra.

    El prana solar es el que viene de la luz del sol. Vigoriza todo el cuerpo y promueve la buena salud. Puede ser obtenido por baños de sol o exposiciones a la luz solar por espacio de 5 a 10 minutos, y bebiendo agua que ha sido expuesta a la luz solar. Una exposición prolongada o exceso de prana solar puede perjudicar el cuerpo físico ya que es muy potente.
    El prana contenido en el aire es llamado prana del aire o glóbulos de vitalidad del aire. El prana del aire es absorbido por los pulmones a través de la respiración y también es absorbido directamente por los centros de energía del cuerpo bioplásmico. Estos centros de energía son llamados chakras. Se puede absorber más prana del aire a través de una respiración lenta y rítmica que una rápida y superficial. Puede ser absorbido también a través de los poros de la piel por personas que han pasado por un cierto entrenamiento.
    El prana contenido en la tierra es llamado prana de la tierra o glóbulos de vitalidad de la tierra.
    Éste es absorbido a través de las plantas de los pies. Esto se realiza automáticamente e inconscientemente. Caminar descalzo aumenta la cantidad de prana de la tierra absorbido por el cuerpo. Uno puede aprender a absorber conscientemente más prana de la tierra para incrementar la vitalidad, la capacidad de realizar más tareas, y la habilidad para pensar más claramente.

El agua absorbe el prana de la luz solar, del aire y de la tierra con que está en contacto. Hombres y animales obtienen el prana de la luz solar, el aire, la tierra, el agua y los alimentos. Los alimentos frescos contienen más prana que los conservados. El prana también puede ser proyectado hacia otra persona para sanación. Las personas con exceso de prana tienden a hacer sentir mejor y más vivos a quienes les rodean. Sin embargo, aquellos que están deprimidos tienden inconscientemente a absorber el prana de otras personas. Probablemente habrás encontrado personas que te hacen sentir cansado o drenado sin ninguna razón aparente. Ciertos árboles, tales como los pinos, o viejos enormes y saludables árboles, exudan una gran cantidad de exceso de prana. Las personas cansadas o enfermas se pueden beneficiar muchísimo recostándose o descansando bajo estos árboles. Se pueden obtener mejores resultados pidiéndole verbalmente al ser del árbol que ayude a la persona enferma a curarse. Cualquiera puede también aprender a absorber conscientemente prana de los árboles a través de las palmas de las manos, en tales condiciones se puede sentir hormigueo y puede entumecerse el cuerpo a causa de la tremenda cantidad de prana absorbido. Esta habilidad puede ser adquirida luego de unas pocas sesiones de práctica.

Add comment

Antes de escribir, le recordamos tener respeto por las creencias de otros lectores y prudencia en el lenguaje.


Security code
Refresh