Proviene de una herramienta milenaria que es el Ho´Oponopono. Atajo brillante hacia la ampliación de consciencia.

Pronunciar “Lo Siento” devuelve la unidad perdida al viajar por tu piel, que es el órgano más extenso, que te conecta y te hace sensible ante las vivencias de los demás, te desapega de los resultados y te convierte en unidad.

El sonido “Perdón”, perdóname, hace eco en tu páncreas y en tu colon desatando lazos, liberando historias.

y si pudieras ver lo que moviliza un “Gracias” sonreirías junto a todas las células de tu cuerpo sacudiendo tus venas, convirtiendo tu sangre en luz en ese acto desprendido

“Te amo” es el sonido más sanador del Universo…esta frase cubre tu cuerpo y viaja a través de tus pulmones desobstruyendo tu respiración… recorre tus riñones transmutando los miedos y hace que millones de células sonrientes le den vitaminas a las células tristes de tu sistema inmune, o que algunas otras que nacieron con el arte de la jardinería siembren césped suave, fresco y verde alrededor de las zonas más áridas de tu cuerpo.


Si pudieras ver lo que provocan las palabras en ti y en los demás, comenzarías a observar tus pensamientos, tus silencios, tus sonidos y tus ruidos porque en este océano de energía que somos, cada onda que emites crea olas de diversos colores influenciando a los demás.

Eres un fractal del Universo - Awka.

(Adaptación de Las cuatro palabras que curan, de Vivi Cervera)

sonidos hopo

ORACIÓN

“Divino Creador, padre, madre, hijo todos como Uno…

si yo, mi familia, mis parientes y antepasados te hemos ofendido, a tu familia, parientes y antepasados en pensamientos, palabras, hechos y acciones desde el inicio de nuestra creación hasta el presente, nosotros pedimos tu perdón… humildemente pedimos tu perdón.

Deja que esto limpie, purifique, libere, corte todos las memorias, bloqueos, energías y vibraciones negativas, y transmuta estas energías indeseables en pura luz… Así está hecho…”

 

“Pido perdón desde lo más profundo de mi alma. Me perdono a mí mismo por haber entrado en el reino de la ignorancia, donde no me encuentro alineado con mi verdadero Ser, con mi verdadera esencia.

Perdono a todos aquellos seres y a todas aquellas situaciones que me hicieron daño, porque perdonándolos, me perdono a mí mismo, ya que ellos y yo somos el mismo SER.

Me perdono sintiendome libre de esta capa energetica, sentimental y mental, que me cubria; impidiendome avanzar en mi vida y ver más alla de esta niebla de rabia que me poseia”.

Add comment

Antes de escribir, le recordamos tener respeto por las creencias de otros lectores y prudencia en el lenguaje.


Security code
Refresh